– Publicada el 28 de septiembre de 2016 en el Periódico ADN Medellín –

En un evento sobre participación ciudadana, unos años atrás, se presentaron los resultados de una investigación en donde a la gente se le preguntaba cuáles eran los principales mecanismos de participación política que brindaba la constitución colombiana. El resultado sorprendió a los investigadores porque el voto no quedó en los primeros lugares.

Su llamado de atención más importante en aquel entonces fue que antes de promover una democracia participativa, y mucho menos antes de hablar del paso hacia la democracia deliberativa, los colombianos deberíamos recordar que el voto es fundamental como pilar de la democracia.

Con altos niveles de abstención en las elecciones en el país, este llamado reviste toda la trascendencia. Medellín no es la excepción, en las últimas elecciones han participado un 53% de los potenciales electores. Para quienes no votaron, con excepción de las razones de tipo logístico, las principales razones giraron en torno a la desconfianza y la apatía, siendo los jóvenes los de menor participación.

El próximo 2 de octubre tenemos una responsabilidad histórica como ciudadanos, que compromete mucho más a los jóvenes, en cuanto son ellos quienes tendrán que lidiar con las consecuencias durante un mayor tiempo. No podemos ser indiferentes ante una guerra que nos ha dañado por más de 50 años. Nuestro primer deber en una democracia, y también nuestro derecho, es votar, y si lo hacemos con suficiente información, mucho mejor.

Plebiscito 2016 en Colombia

Columna publicada el 28 de septiembre de 2016 en el Periódico ADN Medellín