Uno de los resultados más positivos para la calidad de vida en Medellín en 2016 fue la reducción de la desigualdad de los ingresos. Un análisis de las condiciones de los ocupados en el mercado laboral mostró que en los últimos tres años ha aumentado la participación de las personas con formación técnica y tecnológica, en desmedro de la participación de las personas con menor formación. Lo anterior derivó en un reacomodo de la participación de los rangos salariales a favor de aquellos quienes ganan entre uno y dos salarios mínimos -allí se ubica el salario medio de un técnico/tecnólogo- y una reducción del rango salarial entre medio y un salario mínimo -allí se ubica el salario medio de los ocupados con primaria y secundaria incompleta.

La hipótesis derivada de esos hallazgos es que la mayor participación de los ocupados con formación T y T puede estar impactando una mejor distribución de los ingresos. Las mayores oportunidades en el mercado laboral para los técnicos y tecnólogos deben direccionar esfuerzos para el financiamiento público a este tipo de formación. La Alcaldía de Medellín va en esta línea, y a 2017 está financiando 2.520 becas para dicha formación. El reto que aún queda es cómo ofrecer una formación para el trabajo pertinente a los jóvenes que salen del sistema educativo antes de culminar la media. Esto lo abordaremos próximamente en una mesa de trabajo.

También puede interesarle: 

Icon

Informe de Indicadores Objetivos sobre Cómo Vamos en: Desigualdad, pobreza y demografía, 2016 899.60 KB 75 Descargas

En 2016 se mantuvo la tendencia positiva de descenso de la desigualdad de los ingresos en...

Icon

Informe de Indicadores Objetivos sobre Cómo Vamos en: Educación, 2016 818.01 KB 20 Descargas

En 2016, la inversión pública en educación siguió ocupando el primer lugar en...

Publicado en el Periódico ADN Medellín el 6 de septiembre de 2016

Educación técnica y tecnológica en Medellín