En la anterior Alcaldía se dieron cambios en el manejo y coordinación de los asuntos públicos más relevantes, incluyendo la seguridad y la convivencia. Así, se creó la figura de las vice alcaldías y se crearon algunas nuevas secretarías como la de seguridad. Aunque en su momento hubo algunas voces que cuestionaron los cambios, en general, en lo que se refiere a seguridad, el balance fue positivo, al valorarse como un paso necesario para fortalecer la burocracia, dando cuenta de la formulación e implementación de nuevas políticas y planes.

En la actual administración se reformuló dicha estructura organizacional. Se eliminaron las vice alcaldías y se cambiaron las funciones de la Secretaría de Gobierno, trasladando la mayoría de ellas a la Secretaría de Seguridad. La Secretaría de Gobierno es ahora la encargada del relacionamiento con las otras secretarías de despacho.

Al ser cuestionado sobre si lo anterior llevaba a un debilitamiento de la burocracia para enfrentar los retos en seguridad, el secretario de seguridad aseguró que no evidenciaba tal debilitamiento, que el personal en terreno está asumiendo al tiempo los roles de seguridad y de convivencia, sin implicar menor capacidad de respuesta de la administración. No obstante, será necesario revisar el impacto en el mediano plazo sobre la seguridad y la convivencia de la reestructuración mencionada, e incluso el impacto sobre otros importantes aspectos, pues puede implicar esfuerzos mayores a los habituales, derivando en una menor gestión estratégica en otros frentes que afectan la calidad de vida de los ciudadanos.

Publicado en el Periódico ADN Medellín el 3 de mayo de 2017

Plan Integral de Seguridad y COnvivencia de Medellín