El Consejo Privado de Competitividad publicó el Informe Nacional de Competitividad y el Índice Departamental de Competitividad (IDC) los días 9 y 24 de noviembre, respectivamente. Ambos documentos evalúan la competitividad del país de formas diferentes y complementarias. Mientras que el Informe Nacional de Competitividad muestra al país en relación con Latinoamérica y el resto del mundo, el IDC, realizado en asocio con la Universidad del Rosario, mide las fortalezas y debilidades de los departamentos en relación con la competitividad del país.

Retos para la competitividad Nacional

El Informe Nacional de Competitividad presenta reflexiones sobre la primera década de trabajo del Consejo Privado de Competitividad (2006-2016) y extrae tres aprendizajes sobre la competitividad del país en los últimos diez años. El primero es la necesidad de que exista convergencia entre los esfuerzos públicos y privados, de sectores como la academia, la sociedad civil y los empresarios, para superar los cuellos de botella de la economía nacional. El segundo, que el país ha sido capaz de ejecutar las transformaciones necesarias en algunas áreas específicas para mejorar su situación en términos de competitividad, y el tercero es que, aunque dichos avances han orientado al país en la dirección correcta, los esfuerzos deben profundizarse para superar el quinto lugar que actualmente detenta el país en Latinoamérica, después de Chile, México, Panamá y Costa Rica.

En el Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial, que constituye el referente para el análisis del Informe Nacional de Competitividad[1], Colombia ocupa el puesto 61 entre 138 países en 2016. Sus principales ventajas relativas son el Desarrollo del mercado financiero (puesto 25), la capacidad tecnológica (puesto 12) y el ambiente macroeconómico (puesto 10), mientras que las principales desventajas del país están en las instituciones (puesto 112), la salud y la educación primaria (puesto 90) y la eficiencia del mercado de bienes (puesto 100).

Según el CPC, los avances en el desarrollo del mercado financiero se deben principalmente al impulso gubernamental a la expansión del sistema mediante ajustes normativos, mientras que el entorno macroeconómico se ha mantenido estable, si bien con algunas alertas en cuanto al déficit en cuenta corriente, el déficit fiscal y la inflación, que es necesario atender. En cuanto a la capacidad tecnológica, los avances que reporta el CPC están relacionados con el acceso a tecnologías de la información y las comunicaciones, evaluado a través de la penetración de conexiones fijas a internet y las suscripciones tanto de telefonía como de internet móvil.

Sobre los retos para la competitividad del país, el CPC divide su diagnóstico entre el sector público y el privado. Del sector público señala la debilidad institucional y la corrupción como sus mayores desafíos, puesto que la debilidad del Estado no permite la consolidación de pilares básicos como la salud y la educación primaria, o la capacitación y la educación superior. Sobre el sector privado, afirma que el mayor reto del país está en la productividad. Señala que, en promedio, se requieren 4,3 trabajadores colombianos para producir el mismo valor agregado que un trabajador estadounidense y que dicha relación se agrava en sectores como manufacturas, comercio, transporte y agricultura, que emplean una alta proporción de la población económicamente activa del país.

Cómo está Antioquia en competitividad

El IDC evalúa 94 variables agrupadas en diez pilares[2] que a su vez se concentran en tres factores: condiciones básicas, eficiencia, y sofisticación e innovación. Las 26 regiones analizadas[3] son clasificadas por el Consejo Privado de Competitividad en cuatro etapas de desarrollo, de acuerdo a su dependencia del sector minero-energético, su producto interno bruto per cápita y su índice de complejidad económica[4].


También te podría interesar

Icon

Informe de indicadores objetivos sobre cómo vamos en: Desempeño económico y competitividad, 2012-2015 1,002.62 KB 99 Descargas

En este informe se analiza la evolución del ingreso medio per cápita de los hogares...

Según el IDC, Antioquia se mantuvo como el segundo departamento más competitivo de Colombia, con 6,28 puntos de 10 posibles, después de Bogotá, con 8,12 puntos.  Por sectores, el departamento tuvo buen desempeño en los pilares de condiciones básicas, y sofisticación e innovación. Los pilares en los que el departamento tuvo mejor desempeño (segundo puesto) fueron tamaño del mercado, salud, eficiencia de los mercados, e innovación y dinámica empresarial. Los principales retos para el departamento se evidenciaron en los pilares de sostenibilidad ambiental, educación básica y media, e infraestructura.

En cuanto a la sostenibilidad ambiental, los principales retos para el departamento están en la tasa de deforestación, en la que obtuvo el lugar 24, el porcentaje de áreas protegidas, en el que ocupa el puesto 17, y el porcentaje de residuos sólidos dispuestos, en el que ocupa el puesto 14. En educación básica y media, las principales debilidades del departamento están en la calidad de los docentes de colegios oficiales (puesto 26) y la relación docentes-estudiantes (puesto 22), así como en el espacio en las aulas educativas de establecimientos oficiales (puesto 19). Finalmente, los desafíos en infraestructura del departamento están en el porcentaje de vías pavimentadas en buen estado (puesto 22) y el costo del transporte terrestre a puertos (puesto 17).

Estos resultados son similares a los obtenidos en 2015, y a lo observado en la mesa de trabajo sobre el IDC 2014 realizada por Medellín Cómo Vamos y Proantioquia en diciembre de ese año, lo que evidencia un alto grado de persistencia en las principales variables en las que Antioquia presenta rezagos. A pesar de las críticas a los indicadores utilizados para la construcción del índice que han sido reseñadas en diversos espacios, especialmente en lo que tiene que ver con el departamento de Antioquia, la persistencia de las brechas a través de los años debe ser una señal de alarma para el gobierno departamental y una guía de acción público-privada permanente.


También te podría interesar


[1] El Índice Global de Competitividad incluye doce dimensiones: desarrollo del mercado financiero, capacidad tecnológica, ambiente macroeconómico, sofisticación, infraestructura, educación superior y capacitación, tamaño del mercado, eficiencia del mercado laboral, innovación, eficiencia del mercado de bienes, salud y educación primaria, e instituciones.

[2] El factor de Condiciones Básicas incluye los pilares de instituciones, infraestructura, tamaño del mercado, educación básica y media, salud y sostenibilidad ambiental. El factor de Eficiencia incluye los pilares de Educación superior y capacitación, y eficiencia de los mercados, mientras que el factor de Sofisticación e Innovación incluye los pilares de Sofisticación y diversificación, e innovación y dinámica empresarial.

[3] 25 departamentos y la ciudad de Bogotá.

[4] Según el datlas de complejidad económica para Colombia. Consultar http://datlascolombia.com/