Con el apoyo de la Fundación Luker, en alianza con la Red de Ciudades Cómo Vamos se presentaron recientemente los resultados del Índice de Ciudades Universitarias -ICU– en nueve ciudades del país. El ICU es un análisis multidimensional de la educación superior, que incluye cinco componentes: ambiente universitario, calidad de la educación superior, costo de vida, empleabilidad de los egresados y calidad de vida en las ciudades.

Medellín ocupó el tercer lugar en 2015, luego de Manizales y Bucaramanga, mostrando ventajas relativas en calidad de la educación superior y ambiente universitario. Sobresalió en el número de profesores con doctorado, los resultados en pruebas Saber Pro y en el número de estudiantes en universidades Top. Sólo en dos aspectos Medellín tuvo desventajas relativas, específicamente en el costo de la vivienda y el costo de transporte.

Aunque no tiene ni ventajas ni desventajas relativas en relación con el número de estudiantes por cada mil habitantes, ubicándose en 2015 en 54,2, es necesario contrastar frente a la inversión pública en educación superior. Entre 2012-2015, la inversión en educación superior ocupó el segundo renglón en el total de inversión en educación con $663.300 millones. Sin omitir los esfuerzos en educación media, de los que hablábamos en otra columna, se deben seguir promoviendo y afinando diversas fuentes de financiación, no solo para los costos directos de la educación superior, donde presentamos desventajas, sino también para el costo de oportunidad de trabajar, potenciando a Medellín como ciudad universitaria.

Conozca aquí los los resultados del Índice de Ciudades Universitarias en Colombia.

Publicado en el Periódico ADN Medellín el 15 de marzo de 2016

Medellín ¿Ciudad universitaria?