Colombia ya cuenta con su primera medición de los Objetivos de Desarrollo de Sostenible (ODS), realizada por la Fundación Corona, la Red de Ciudades Cómo Vamos y el PNUD, en estrecha colaboración con la Comisión Interinstitucional ODS del Gobierno colombiano, entre los que se encuentra el Departamento Nacional de Planeación y el DANE. Este estudio se realizó para 11 de las ciudades donde tiene presencia la Red de Ciudades Cómo Vamos: Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga Área Metropolitana, Cartagena, Cali, Cúcuta, Ibagué, Manizales, Medellín, Pereira y Yumbo.

Colombia y los ODS

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, acordados entre 193 países en 2015 en la Asamblea de las Naciones Unidas, son una nueva supra-agenda política que busca alinear los esfuerzos individuales (a nivel mundial, nacional y local) que aporten al progreso social, económico y medioambiental.

A partir de los resultados de la medición, se destacan cinco retos urbanos que enfrentan las ciudades colombianas, con relación al cumplimiento y a la medición de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible:

Pobreza, informalidad y desigualdad:

  • Colombia debe ampliar su mirada hacia la pobreza multidimensional y no limitarse solamente en su dimensión monetaria. Para las ciudades. actualmente solo hay información multidimensional para Bogotá.
  • La informalidad es una problemática social y económica que está presente con fuerza en las ciudades: la tasa de informalidad está por encima del 42%.
  • El desempleo en los jóvenes (15,3%) está muy por encima de la tasa de desempleo general en el país (8,9%), y la tasa de desocupación (no estudia ni trabaja) se encuentra entre el 14,8% en el mejor de los casos (Bogotá), hasta el 36,1% en Manizales.

Educación de Calidad:

  • Con los Objetivos de Desarrollo del Milenio se logró un mejor acceso a la educación en términos de coberturas. Aunque el desafío persiste, el mayor reto es la calidad para todos, sin brechas de género y nivel socioeconómico.
  • Los resultados de las pruebas Saber reflejan falencias importantes en los estudiantes en competencias duras y blandas. Estos también muestran que uno de los mayores retos para el desarrollo sostenible es lograr que los niños y jóvenes tengan acceso a una educación integral, que los forme como ciudadanos del mundo, que sean corresponsables con su entorno, y que les permita desenvolverse con éxito en el mercado laboral.

Cambio climático y resiliencia urbana:

  • La gran mayoría de las ciudades colombianas emiten partículas PM10y PM5 que superan el nivel máximo de 20 µg/m3 y 10 µg/m3 respectivamente, recomendado en las directrices sobre calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud. Con la información disponible, que aún es insuficiente, se tiene que Yumbo (89), Medellín (65) Cartagena (48) y Bogotá (44), presentan los mayores niveles de contaminación por PM10, en sus respectivos centros urbanos.
  • En Colombia no existe una política oficial que promueva la resiliencia urbana y busque disminuir los riesgos del cambio climático sobre entornos urbanos, además, no se cuenta con información multidimensional para medir esta categoría.
  • Existen importantes limitaciones técnicas en las ciudades para medir las PM2.5, las cuales son las más peligrosas para la salud pública.
  • La medición de la contaminación en la mayoría de los casos no corresponde a sugerencias técnicas y no se logra un dato de calidad en las ciudades.

Sostenibilidad e inclusión:

  • El espacio público efectivo por habitante es muy bajo en las ciudades colombianas. Por ejemplo, Medellín tiene 3,7 metros cuadrados por habitante, mientras que el área de Manhattan en Nueva York (un referente para Hábitat III), cuenta con la tercera parte del área construida como espacio público.
  • La reutilización de aguas residuales es otro propósito del uso responsable y sostenible de los recursos renovables. En la mayoría de las ciudades esta práctica no se implementa.
  • La vulnerabilidad por el desabastecimiento de recursos hídricos ante los efectos del cambio climático es cada vez mayor y no se cuenta con información para monitorear este importante componente de la sostenibilidad urbana.

Seguridad, paz y convivencia:

  • Los retos de seguridad ciudadana y coexistencia pacífica son un factor que afecta a la sociedad en su conjunto con impactos negativos para el desarrollo de la población más vulnerable. Para la OMS, se define como epidemia si la tasa de homicidios supera los 10 por cada 100.000 habitantes. En las ciudades, la tasa más baja la tiene Bogotá con 17,7, y en Yumbo se presenta la más alta con 67,4 a 2015.
  • La intolerancia es un problema cultural que tenemos como sociedad. La violencia contra la mujer es la peor expresión de esta problemática; las cifras revelan tasas muy elevadas de violencia de pareja contra las mujeres. En las ciudades colombianas se presentan tasas de 271,5 por 100.000 habitantes, como es el caso de Cúcuta.
  • Colombia tiene una oportunidad de oro para vincular el proceso de postconflicto con el desarrollo sostenible.

Conscientes de que la rápida urbanización representa desafíos enormes en Colombia, ya que se prevé que para 2050 más del 85% de la población viva en las ciudades del país, los entornos urbanos deben ser considerados como el epicentro de las oportunidades y del crecimiento, pero también como el foco de los mayores retos para alcanzar la sostenibilidad. A la luz de la agenda de los ODS, las ciudades cobran una gran relevancia si se quiere cumplir las metas que plantea esta agenda mundial de desarrollo sostenible.

Teniendo en cuenta este contexto, este ejercicio pionero se presenta como una iniciativa fundamental en materia de política pública y de esfuerzos de todos los sectores que buscan trabajar por aportar al desarrollo sostenible.

A la luz de este ejercicio es claro que se deben superar las grandes brechas para la medición de las nuevas áreas temáticas de la agenda ODS, en especial el ambiental, y debe existir mayor disponibilidad de información desagregada a nivel local para todos los indicadores que sean pertinentes en entornos urbanos.

Finalmente, se deben consolidar alianzas que incluyan diferentes actores en torno a los ODS: el rol del sector privado, de la sociedad civil y de los gobiernos locales es central para que Colombia pueda lograr una transformación desde las regiones que permitan alcanzar las metas ODS.  De igual forma, es necesario promover enfoques participativos desde diferentes sectores locales, para que sean corresponsables en las soluciones de las problemáticas que durante décadas no han podido ser superadas en el mundo.

La conversación sobre cómo alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible ya había sido abordada por Medellín Cómo Vamos. En agosto de 2016, el programa realizó el panel de discusión Medellín y Antioquia en la ruta de los ODS (enlace a nota). Una de las conclusiones transversales de este evento resaltó la importancia de pensar en metas diferenciadas por territorios, planteadas desde las condiciones y necesidades propias de cada territorio, así como sus entornos institucionales. Esta oportunidad también sirvió para presentar los avances y retos en la definición e implementación de indicadores para el seguimiento de estos objetivos desde las instancias nacionales, que aún siguen en el proceso, y esperan tener el documento Conpes, con las metas país, antes de culminar el primer semestre de este año.

Descargue aquí:

Icon

Presentación: Colombia apuesta por el Desarrollo Sostenible: 5 retos urbanos de la Agenda 2030 13.72 MB 40 Descargas

El 7 de marzo se presentaron en Bogotá los 5 retos de las principales ciudades...

Icon

Línea base: Colombia apuesta por el Desarrollo Sostenible: 5 retos urbanos de la Agenda 2030 2.10 MB 42 Descargas

Colombia ya cuenta con un estudio que dicta la línea base para los 5 retos de sus...

También puede interesarle:

Medellín y Antioquia en la ruta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Presentación: Mesa de Trabajo “Medellín y Antioquia en la Ruta de los ODS”, DNP, 2016