Una de las conclusiones positivas del último informe de calidad de vida de Medellín para el 2016, es que prosiguió la reducción de la pobreza y la pobreza extrema, tomando en cuenta mediciones objetivas provenientes de las encuestas en hogares que realiza el DANE.

Una señora nos escribió para contarnos que según su opinión esto no parece obedecer a la realidad que vive y observa a diario. Según ella, las condiciones económicas son cada vez peores, hay desempleo y sí hay empleo las condiciones de este no son las mejores.

Ambos asuntos importan para explicar la calidad de vida y el bienestar. La tasa de pobreza es una medición que compara los ingresos reportados en los hogares frente al valor de una canasta de bienes y servicios básica. La autopercepción de pobreza está influenciada por la valoración personal entre lo que la gente tiene y a lo que aspira y la comparación de lo que se tiene y lo que poseen los otros.

La segunda ha venido en aumento en Medellín desde el año 2012, y entre 2015 y 2016 se estancó en un 21%. Por su parte, la tasa de pobreza ha mostrado una caída sostenida desde 2008 y en 2016 se ubicó en 14,1%. Una medición muestra que vamos mejorando en el tiempo, mientras que otra permite plantear que, dadas esas mejoras objetivas, hoy más ciudadanos tienen aspiraciones más altas, y en relación con la situación de otros están más inconformes con su propia situación.

también puede interesarle: 

Icon

Informe de Indicadores Objetivos sobre Cómo Vamos en: Desigualdad, pobreza y demografía, 2016 899.60 KB 75 Descargas

En 2016 se mantuvo la tendencia positiva de descenso de la desigualdad de los ingresos en...

Publicado en el Periódico ADN Medellín el 12 de julio de 2017

 Situación económica en Medellín