El Índice de Progreso Social es una medida diseñada por la organización Social Progress Imperative (SPI) como una herramienta complementaria a las medidas basadas en el ingreso para la evaluación del desarrollo. El progreso social, de acuerdo con este enfoque, es el agregado de doce componentes en tres dimensiones: las necesidades humanas básicas, que indican el grado en el cual un territorio genera las condiciones para que sus habitantes puedan vivir adecuadamente, los fundamentos del bienestar, que indican el grado en el cual los territorios tienen las condiciones adecuadas para que las personas puedan aumentar sus niveles de bienestar, y las oportunidades, que indican las posibilidades que las personas tienen dentro de un territorio para desarrollar completamente su potencial.

El índice se basa en cuatro principios de diseño: el uso exclusivo de indicadores sociales y ambientales, no económicos; la evaluación de resultados, no de procesos; la consideración del progreso social de manera holística y relevante para todos los países; y la accionabilidad, es decir, la posibilidad de utilizar el índice para la implementación y el seguimiento a políticas en el corto y mediano plazo.

En el mundo, el índice es calculado por SPI desde 2014 con una periodicidad anual. La última versión, publicada en 2017 con datos correspondientes a 2016, incluye 128 países clasificados en seis niveles de progreso social que van desde “Muy alto” hasta “Muy bajo”. Colombia ocupó el puesto 49 entre estos 128 países, ubicándose en un nivel medio alto de progreso social. El país tiene desventajas relativas en el componente de seguridad personal, que hace parte de las Necesidades Humanas Básicas, pero ventajas en el acceso a educación avanzada, que hace parte de la dimensión de oportunidades.

Como se muestra a continuación, el Índice de Progreso Social en el mundo permite una visión amplia de las condiciones de progreso social en distintos países.

Para articular un índice accionable con intervenciones efectivas que mejoren las condiciones de progreso social en distintas escalas territoriales es necesaria una red de actores públicos y privados que trabajen conjuntamente para acordar la forma adecuada de dar cuenta del progreso social, medirlo sistemáticamente y promover su avance. Esta red se denomina Red de Progreso Social y ha permitido la evaluación y el seguimiento al progreso social en el nivel subnacional y comunitario.

En Colombia, el punto focal de la Red de Progreso Social está representado en la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos. La Red calculó el primer ejercicio subnacional para diez ciudades colombianas en 2015, recogiendo información para los años 2009 a 2014, constituyéndose en el primer ejercicio de medición subnacional del IPS en el mundo. Posteriormente, se calcularon los índices de localidades en Bogotá, de regiones en la amazonia brasileña, y de departamentos para Colombia y Perú en su versión Beta.

El Índice de Progreso Social en Medellín

El Índice de Progreso Social para diez ciudades colombianas en 2016 muestra a Medellín en el tercer lugar, después de Manizales y Bucaramanga, que ocuparon el primer y segundo lugar respectivamente. Las ventajas relativas de la ciudad están en el componente de Libertad Personal y de Elección, dentro de la dimensión de Oportunidades, donde los indicadores líderes son la baja percepción de corrupción y la alta satisfacción con la oferta cultural y recreativa, y en el componente de acceso al conocimiento básico, dentro de la dimensión de Fundamentos del Bienestar, liderado por la alta cobertura en educación primaria.


También le podría interesar…

Icon

Resumen Ejecutivo Indice de Progreso Social 2016, Red de Ciudades Cómo Vamos 1.73 MB 27 Descargas

El Índice de Progreso Social (IPS) (Porter, Stern, & Artavia, 2014) es una métrica...

La ciudad también tiene algunas ventajas y desventajas relativas, no en el nivel de componentes sino en el de indicadores. Dentro de las desventajas está el bajo porcentaje de usuarios de telefonía móvil, la relativamente alta tasa de suicidio y el bajo nivel de actividad física, además del bajo porcentaje de personas que usan modos de transporte no motorizados y el relativamente alto nivel de abstención electoral en las elecciones locales de 2015. En cuanto a las ventajas en indicadores que no representaron ventajas en componentes o dimensiones, sobresalen el bajo índice de mortalidad por desnutrición, la alta satisfacción con la infraestructura de alcantarillado, el alto porcentaje de uso de computadores en los hogares y la relativamente alta esperanza de vida al nacer.

Medellín Cómo Vamos, como parte de la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos, es el punto focal de la Red de Progreso Social en Medellín. Gracias a la información de la Encuesta de Calidad de Vida del Municipio de Medellín, y los indicadores que produce esta entidad y que Medellín Cómo Vamos usa para sus informes de Calidad de Vida ha sido posible desarrollar el cálculo del Índice de Progreso Social para las 16 comunas y cinco corregimientos que componen la ciudad, que se encuentra actualmente en la etapa de discusión y validación de resultados.