Seguridad y convivencia

Actualización: 27 de agosto de 2013

La seguridad ciudadana, de acuerdo al Informe de Desarrollo Humano para América Central 2009-2010[1], es la forma principal de la seguridad humana que garantiza derechos humanos fundamentales y atañe a la libertad, que es la esencia del desarrollo humano. En forma más específica, la seguridad ciudadana concierne a la protección de ciertas opciones u oportunidades de todas las personas –su vida, su integridad, su patrimonio– contra un tipo específico de riesgo (delito) que afecta la vida cotidiana de las víctimas.[2] Al igual que la protección de la libertad.

Unas relaciones sanas de convivencia tanto en el entorno familiar, vecinal, social son fundamentales para la calidad de vida.  El respeto por el otro, el dialogo para la resolución de conflictos son el reflejo de del relacionamiento sano de las personas en sociedad. Como en el caso de muchos delitos contra el patrimonio económico, en el caso de comportamientos que atentan contra la seguridad personal como la violencia intrafamiliar y la violencia interpersonal existe subregistro. No obstante, con la información disponible de denuncia se pueden establecer algunos patrones en el tiempo en torno al comportamiento ciudadano relacionado con la familia en particular y, en general, frente al relacionamiento interpersonal en la ciudad.

El programa Medellín Cómo Vamos le hace seguimiento a la seguridad ciudadana y la convivencia mediante indicadores que indagan por el respeto a la vida, la libertad y al patrimonio económico. A través de la Encuesta de Percepción Ciudadana se indaga por el nivel de victimización y de denuncia (condiciones objetivas) y por la percepción de seguridad en la ciudad y en el barrio; en el caso de la convivencia se pregunta por la percepción frente al respeto por la vida en la ciudad, por la solidaridad, el respeto por ancianos, mujeres y niños, por minorías poblacionales, entre otros.

Haga clic aquí para ver algunos de los indicadores utilizados.

¿Cómo vamos en seguridad ciudadana y convivencia?

De acuerdo a los principales indicadores analizados por el programa tenemos que: 

En Medellín, uno de los mayores problemas frente a la seguridad ciudadana son los homicidios. Históricamente con tasas consideradas entre las más altas del mundo, e incluso casi sin comparación con otras ciudades catalogadas como violentas. En especial el inicio de la década del noventa para Medellín fue crítico, al llegar a tasas de homicidios mayores a 300 por cien mil habitantes. Dicho fenómeno se explica primordialmente por el accionar de grupos al margen de la ley ligados al narcotráfico y actividades conexas que  han configurado un problema dinámico y de carácter endémico. La tasa de homicidios promedio para la ciudad esconde realidades diversas en los territorios en los que se divide la ciudad: comunas y corregimientos.

En 2012 prosiguió la tendencia descendente en la tasa de homicidios, ubicándose en 52,3 por cien mil habitantes, para una reducción del 24,9% frente al 2011, y 398 homicidios menos con respecto al mismo año. Del total de homicidios, un 93% tuvieron como víctimas a hombres, cifra muy similar al promedio desde 2004 (92%); el 53,5% de las víctimas de homicidios tenía entre 14 y 28 años de edad (superior al promedio desde 2004 de 50,3%), mientras que un 9,4% fueron menores de edad (superior al promedio desde 2004 de 7,1%), esto es, 117 menores de edad víctimas de homicidio en 2012, de los cuales 113 estaban entre los 12 y 17 años. Del total de homicidios, ocho de cada diez fueron cometidos con arma de fuego y 14,5% con arma blanca.

Pese a este descenso de los tres últimos años, la ciudad permanece dentro del listado de ciudades más violentas del mundo, con  base en la información comparativa presentada anualmente por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, que puede servir como referente a manera de ilustración; mientras en 2011 la ciudad se ubicó en el puesto número 14, la reducción a 2012, le permitió bajar diez puestos y ubicarse en el puesto 24.

En el plano local, las diferencias territoriales se mantienen. Así, entre 2011 y 2012 las comunas de La Candelaria, San Javier, el conjunto de corregimientos y Villa Hermosa permanecieron como las de mayores tasas de homicidios en la ciudad, mientras que la comuna de El Poblado fue la de menor tasa de homicidio, ubicándose en 5,6 por cien mil habitantes.

Asimismo, a partir de 2009 la Unidad Administrativa para la Atención y Reparación de las Víctimas -–UARIV- evidenció en Medellín un aumento significativo en el número de víctimas de desplazamiento forzado intraurbano. Mientras en 2008 esta Unidad recibió 1.798 declaraciones a 2009 la cifra se había triplicado (5.531) y a 2011 se había multiplicado por siete (13.050), con respecto a 2008. Del total de declaraciones entre 2002 y 2011, un poco más del 70% han sido incluidos por la Unidad para proveer atención. Para 2012 la UARIV no reportó información sobre desplazamiento forzado intraurbano  a la Secretaría de Gobierno de Medellín, con lo cual se retoma la información producida por la Personería de Medellín que, de acuerdo con la misma Secretaría, representa el 80%, aproximadamente, del total de las declaraciones.

Así, de acuerdo con la Personería de Medellín en 2012 esta entidad recibió declaraciones que involucran a 9.941 personas como víctimas de desplazamiento forzado intraurbano en la ciudad, frente la información reportada en años anteriores por la entidad, la cifra se mantuvo prácticamente estable frente a la de 2011, cuando alcanzó las 9.891 personas.

Este fenómeno del desplazamiento es una consecuencia del cambio en el accionar de los grupos delictivos que se asientan principalmente en las comunas de San Javier, de lejos la más afectada por el fenómeno, Popular, Villa Hermosa y, en 2011 especialmente crítico para los corregimientos de San Cristóbal, San Antonio de Prado y Altavista. Dichos grupos en la disputa y control de rentas, principalmente, ilegales, ejercen un control territorial mediante métodos como las amenazas directas, el reclutamiento de menores de edad, el control social, las barreras “invisibles” que generan miedo en la comunidad.

En cuanto a delitos contra el patrimonio económico, muy ligados a la percepción de seguridad en la ciudad y en el barrio y componente básico de una política de seguridad, se tiene que en Medellín entre 2011 y 2012 la mayoría de denuncias por estos delitos presentó una reducción. El hurto a residencias fue el de mayor reducción con un 43,3% pasando de 245 casos a 139. El hurto a entidades financieras y el hurto de carros también se redujeron. No obstante, el hurto de motos (5,4%) y de entidades de comercio (18,7%) aumentó. Precisamente, el delito de hurto de motos es el de mayor número de denuncias con 4.892 casos en 2012, que representan algo menos del 10% del total de motos circulando en el valle de Aburrá, de acuerdo con datos de la Secretaría de Movilidad; esto es, 13 casos diarios de hurtos de motocicletas.

En general, las comunas más afectadas por los delitos de hurto en 2011 y 2012 fueron: La Candelaria, Laureles y Aranjuez, ésta última comuna especialmente afectada por el robo de motos. En la Candelaria se presentaron el mayor número de hurtos en vía pública (1.166) y robo de motos (2.001), por su parte, el mayor hurto a vehículos se presentó en la comuna Laureles-Estadio (599) y el mayor hurto a residencias en El Poblado (108).

En cuanto a la percepción ciudadana, en 2012 la percepción de seguridad en la ciudad y el barrio mostró una leve mejoría, especialmente la del barrio pasando de 3,5 a 3,7 en la escala de calificación que va de uno siendo muy inseguro y cinco muy seguro, mientras que para la ciudad, la percepción se mantuvo prácticamente estable entre 2011 y 2012.

Se observa desde 2010 una tendencia positiva en la percepción de seguridad, una disminución en el porcentaje de personas que se sienten entre inseguras y muy inseguras y un aumento persistente en el porcentaje de las personas que se sienten entre seguras y muy seguras.

En el caso de la percepción de seguridad en la ciudad por zonas se evidenció una menor  variabilidad frente a la percepción de seguridad en el barrio. En general, entre 2011 y 2012 la percepción de seguridad en la ciudad permaneció muy estable. Donde mayor se redujo fue la zona Sur-occidental pasando de 3,5 a 3,3, convirtiéndose en la zona de menor percepción de seguridad en la ciudad. Por su parte, la de mayor percepción de seguridad en la ciudad fue la zona Nor-occidental con un promedio de 3,7 en la escala de percepción.

En promedio para la ciudad los tres principales problemas generadores de inseguridad en el barrio fueron la presencia de pandillas, hecho recurrente desde 2010 en Medellín, seguido del tráfico de drogas y la drogadicción, y en tercer lugar el atraco callejero.

En cuanto al nivel de victimización en la ciudad se mantuvo en el 10%, semejante al año 2011, y al promedio del periodo 2006-2011. El NSE alto reportó un mayor nivel de victimización con casi dos personas de diez siendo víctima de algún delito en el último año, casi doblando el promedio para la ciudad. Le siguió el NSE medio con un 12% y el de menor victimización fue el NSE bajo con un 6%. Por zonas de la ciudad también se evidenciaron diferencias: la zona de mayor victimización reportada fue la Centro-oriental con un 13%, mientras la de menor victimización fue la Nor-occidental con un 7%.

De forma positiva, y en sintonía con una de las mayores peticiones de las autoridades en el caso de la seguridad, la denuncia ciudadana mostró un repunte en el último año con un 49% de personas que fueron víctimas y denunciaron el delito, frente a un 40% en 2011.

En cuanto a la convivencia, al indagar por el cumplimiento de ciertas normas y convivencia ciudadana, se le pidió a la ciudadanía que calificase el comportamiento de los habitantes de la ciudad en catorce aspectos, en una escala que va de uno a cinco, siendo uno un muy mal comportamiento y cinco muy bueno. En 2012 se obtuvo una calificación promedio de las catorce acciones evaluadas de 3,2. Por su parte, la calificación de los aspectos evaluados varió entre 2,9 y 3,4. El aspecto mejor calificado fue la solidaridad con los demás (3,4/5). Al tiempo, las calificaciones promedio fueron similares para todas las zonas de la ciudad, a excepción de la Centro-oriental donde obtuvo un 3,1.

A este comportamiento le siguieron tres aspectos con idéntica calificación promedio (3,3), ellos fueron: respeto por las personas con discapacidad, respeto por los adultos mayores y respeto por los vecinos.

El aspecto peor calificado fue el respeto por la vida, que contó con una calificación promedio de 2,9. Vale la pena destacar que en 2011, este aspecto también fue el peor evaluado por la ciudadanía, a pesar de haber recibido una calificación aún más baja en aquella ocasión. Este hecho no hace más que evidenciar la percepción de la ciudadanía que el derecho a la vida es irrespetado en la ciudad, fenómeno que no deja de ser preocupante.



[1] Este informe se centró en cómo abrir espacios a la seguridad ciudadana y el desarrollo humano. Varios países de Centro América y algunas ciudades mexicanas viven actualmente fenómenos de violencia e inseguridad, que fueron señalados por expertos como muy similares a los evidenciados en algunas ciudades colombianas como Medellín y Cali (MCV, 2009).

[2] ONU Mujeres (2010).

 

AdjuntoTipoTamaño
DescargarVista previa Informe de percepción ciudadana - Seguridad Ciu...PDF document515.68 KB
DescargarVista previa Informe de indicadores objetivos sobre cómo vam...PDF document985.1 KB
DescargarVista previa Informe de percepción ciudadana - Activos de la...PDF document1.46 MB
DescargarVista previa Informe de indicadores objetivos y subjetivos s...PDF document1.36 MB
DescargarVista previa Memorias: Mesa de trabajo sobre seguridad ciuda...PDF document810.38 KB
DescargarVista previa Conclusiones mesa de trabajo sobre seguridad ci...PDF document497.83 KB
DescargarVista previa Informe de percepción ciudadana sobre seguridad...PDF document347.62 KB
Vista previa: Imagen | Vista previa | Medio | Thumbnail

Other available formats: Imagen   Vista previa   Medio   Thumbnail  

Informe de percepción ciudadana - Seguridad Ciu...
Vista previa: Imagen | Vista previa | Medio | Thumbnail

Other available formats: Imagen   Vista previa   Medio   Thumbnail  

Informe de indicadores objetivos sobre cómo vam...
Vista previa: Imagen | Vista previa | Medio | Thumbnail

Other available formats:    Imagen   Vista previa   Medio   Thumbnail

Informe de percepción ciudadana - Activos de la...
Vista previa: Imagen | Vista previa | Medio | Thumbnail

Other available formats: Imagen   Vista previa   Medio   Thumbnail  

Informe de indicadores objetivos y subjetivos s...
Vista previa: Imagen | Vista previa | Medio | Thumbnail

Other available formats: Imagen   Vista previa   Medio   Thumbnail  

Memorias: Mesa de trabajo sobre seguridad ciuda...
Vista previa: Imagen | Vista previa | Medio | Thumbnail

Other available formats: Imagen   Vista previa   Medio   Thumbnail  

Conclusiones mesa de trabajo sobre seguridad ci...
Vista previa: Imagen | Vista previa | Medio | Thumbnail

Other available formats: Imagen   Vista previa   Medio   Thumbnail  

Informe de percepción ciudadana sobre seguridad...
AdjuntoTamaño
bytes
bytes
bytes
bytes
bytes
bytes
bytes