Pasar al contenido principal
×
 

Cierre de brechas

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
26 Feb 2020
Vendedor leyendo el periódico
Vendedor leyendo el periódico

Columna de opinión. Piedad Patricia Restrepo. ADN Medellín.

Las manifestaciones sociales en varios países latinoamericanos muestran un descontento con el modelo económico imperante, la toma de decisiones públicas y los resultados para el bienestar de un buen porcentaje de la población.

Como afirma el BID (2017), pese a que América Latina ha mostrado logros en reducción de la pobreza y de la desigualdad en los últimos años, aún una cantidad importante de latinoamericanos vive en hogares con ingresos insuficientes para adquirir una canasta básica de consumo y la región sigue teniendo la distribución más desigual en ingresos.

Frente a lo último, algunas voces cuestionan si es relevante como problema público o es necesario allegar otros indicadores que muestren la inequidad. En este cuestionamiento existen dos visiones. Una que plantea que no es problemática la desigualdad de ingresos en tanto es resultado de distintos esfuerzos y méritos de las personas. Y otra que pone de relieve la diferencia de oportunidades en contextos disímiles como el factor explicativo más relevante.

La economista Andrea Repetto afirma que “buena parte de los resultados es suerte, buena o mala (…) se nos olvida el contexto, las condiciones materiales y sociales en las que le tocó a alguien nacer”.

En el kit que construimos para aportar a la definición del Plan de Desarrollo es evidente que en Medellín no sólo hay brechas en los ingresos, sino que en la mayoría de los indicadores sociales hay diferencias sustanciales que es necesario plantear como un objetivo superior de las políticas públicas. Cerrar las brechas en las oportunidades debe ser el norte de toda la acción pública.