Pasar al contenido principal
×

Discusión abierta sobre EPM Históricamente, las decisiones trascendentales de EPM se han debatido abiertamente en el Concejo.

 

Discusión abierta sobre EPM

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
13 Jul 2020

Columna de opinión. Piedad Patricia Restrepo. El Colombiano. 

El 1 de julio la Alcaldía de Medellín radicó un proyecto en el Concejo de la ciudad que tenía como objeto otorgar facultades extraordinarias al alcalde, por un lapso de seis meses, para que modificara el artículo tercero del Acuerdo Municipal No. 12 de 1998, por medio del cual se adoptan los estatutos de EPM, en relación con su objeto social. El pasado jueves el alcalde anunció el retiro del proyecto, a solicitud de sectores sociales y empresariales, para dar una discusión abierta y radicar un nuevo proyecto en octubre.

El proyecto presentado pretendía darle facultades al alcalde para definir cuáles actividades, servicios y funciones, de un listado expuesto en el acuerdo, se le adicionarían al objeto social actual de EPM. Entre ellas: biocombustibles, infraestructura lineal, movilidad sostenible, tecnologías de la información y comunicaciones, adecuación de tierras para riego, drenaje, producir, transformar, gestionar y explotar comercialmente infraestructura, información, conocimiento, subproductos, y todo tipo de bienes; desarrollo de ofertas de financiación, soluciones para las personas, hogar, comercio e industria; corresponsal de seguros, servicios turísticos asociados a su infraestructura, entre otras.

En el proyecto se expresaba que el alcalde podría excluir del listado las que fueran incompatibles o inconvenientes con los compromisos que tiene suscritos EPM con sus acreedores financieros. Y, por último, se establecía que el decreto que expidiera el alcalde para el cambio de objeto social de EPM debería estar soportado por un estudio técnico que así lo justificara y que sería público para consulta de quien así lo requiriera.

Así las cosas, es muy positivo para la ciudad que el proyecto se haya retirado para dar una discusión abierta, pública y representativa. No hay duda de que hay nuevos contextos y oportunidades emergentes que podrían hacer relevante un cambio en el objeto social de EPM.  No obstante, el orden de los factores en este proceso sí es importante. Antes de presentar una iniciativa de esta naturaleza al Concejo, es deber del alcalde y la Junta Directiva de EPM contratar estudios sólidos de naturaleza jurídica, técnica y financiera que permitan demostrar que el cambio de objeto social propuesto redundará en mayores beneficios netos para EPM como Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios; sin dejar de lado en el análisis los riesgos actuales que enfrenta la empresa en proyectos como Hidroituango y Mar Caribe.

El proyecto no se presentó acorde con el gobierno corporativo vigente para EPM. Según los estatutos de la entidad, le corresponde al Concejo de Medellín estudiar, discutir y aprobar o negar las modificaciones mediante Acuerdo municipal, previa iniciativa del alcalde, y por ello el reclamo de diversos sectores en torno a la necesidad de retirar el proyecto e iniciar discusiones públicas en torno al futuro de EPM.

Históricamente, las decisiones trascendentales de la empresa se han debatido abiertamente en el Concejo. Así fue cuando la empresa se convirtió en Empresa Industrial y Comercial del Estado en 1997, cuando se cambió su objeto social en 1998, cuando se escindió el servicio de telecomunicaciones en 2007, y se podría añadir también la decisión en torno a la fusión de UNE con Millicom.

Así, las mesas de trabajo propuestas por el alcalde son la apertura de la discusión, a las cuales hay que añadir los estudios jurídicos, técnicos y financieros que la sustenten y que, finalmente, se plasmen en el proyecto de acuerdo que se presente en octubre, para que sea estudiada y discutida a profundidad en el Concejo. La sostenibilidad de EPM es lo que está en juego, una empresa que es vital para la prestación de los servicios públicos en la ciudad y la región, para la inversión social en Medellín y para la estabilidad energética del país.

 

EPM