Pasar al contenido principal
×
 

En Medellín la oferta de vivienda de interés social se ha deteriorado en los últimos años

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
25 Feb 2020
Viviendas
Viviendas

La vivienda ha sido, en promedio, el cuarto tema que los ciudadanos consideran más importante para su calidad de vida; para el periodo 2013-2019 lo afirmó así el 31% de los ciudadanos según nuestra Encuesta de Percepción Ciudadana -EPC-.

También te puede interesar: 

Kit para la construcción del Plan de Desarrollo de Medellín, 2020-2023 

Nuestra EPC también indaga por los temas a los que la administración debe prestar más atención. En los últimos siete años, la vivienda ha estado en cuarto lugar, en el listado de priorización para la agenda pública, después de salud, empleo y educación. Es importante resaltar que los ciudadanos dieron más relevancia a la vivienda entre 2018 y 2019 pasando de 26% a 33%.

La satisfacción de los ciudadanos de Medellín con sus viviendas en general es alta; en promedio entre 2012 y 2019, el 80% están satisfechos o muy satisfechos. Este dato varía por zonas de la ciudad: mientras en la suroriental la satisfacción es de 90%, en la nororiental es de 77%, siendo la más baja de la ciudad.

Tres prioridades ciudadanas en vivienda durante 2019

  • Aumentar la oferta de viviendas de interés social y prioritario nuevas.

Frente a esta prioridad, según nuestro Informe de Calidad de Vida se tiene que en 2018 la oferta de vivienda de interés social -VIS- en el Valle de Aburrá fue de 5% frente al 95% de la oferta de vivienda No VIS. Esto significó 794 unidades habitacionales de VIS, mientras que la oferta de No VIS fue de 15.434 unidades.

  • Fortalecer la política de financiación y subsidios de vivienda.

Respecto a esta prioridad ciudadana, según el seguimiento al Plan indicativo de la Alcaldía de Medellín, 2016-2019, se tiene que la Alcaldía asignó 691 subsidios para vivienda nueva, esto es el 20% de la meta propuesta en el Plan de Desarrollo 2016-2019.

  • Mejoramiento integral de barrios en zonas de riesgo mitigable

En 2018, Medellín contó con 34.345 viviendas en riesgo, esto es el 4% de las viviendas de la ciudad; de estas el 18% se ubicó en Villa Hermosa, 18% en Popular y 15% en Manrique. En lo que respecta a las viviendas en zonas de alto riesgo no mitigable, en la ciudad hubo 7.352 en el año 2018; la mayoría de estas viviendas se ubican en Popular (25%), Aranjuez (20%), Villa Hermosa (17%) y Manrique (16%), de acuerdo con cálculos de Medellín Cómo Vamos a partir de Subdirección de Información de la ciudad.

Planeación a largo plazo y ODS

El municipio de Medellín en el año 2014 aprobó el Acuerdo Municipal 48, mediante el cual se adoptó el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial -POT- que divide su temario en sistemas y subsistemas. Mediante el Sistema de Seguimiento y Evaluación del POT -SSEPOTse realiza monitoreo de 569 indicadores que plantea el POT vigente de manera anual. Al interior del Subsistema Habitacional hay un listado de 21 indicadores relacionados con vivienda, de los cuales tres coinciden con la Agenda ODS de Medellín; por su parte, en el Subsistema de servicios públicos se encuentran 12 indicadores de los cuales cinco coinciden con esta Agenda, planteando metas al 2030. (Ver anexo). 

En el caso de vivienda, el subsistema habitacional del POT vigente ordena la elaboración y actualización del Plan Estratégico Habitacional de Medellín -PEHMED-, actualizado en el 2019 y con visión al 2030. Este Plan contempla cinco líneas estratégicas con trece programas y treinta y dos proyectos al interior de un marco estratégico acordado en procesos de participación con la comunidad, que parten de un diagnóstico compartido de ciudad.

En la agenda de ODS de Medellín se incluyeron 14 indicadores relacionados con vivienda y servicios públicos, que se asocian a los objetivos 1, 6, 7, 8 y 11. Aquí se presenta una priorización realizada por el programa que enmarca los temas abordados por esta agenda del municipio y su resultado de la metodología Hacia Dónde Vamos. (Ver anexo). 

Cierre de brechas 

En 2017, la necesidad de una vivienda nueva o déficit cuantitativo afectó a 32.733 hogares en Medellín. Esta condición se da por la presencia de alguno de los siguientes criterios: compartir la vivienda con otros hogares, materiales precarios en la vivienda, hacinamiento no mitigable (más de cinco personas por habitación) y que la vivienda se ubique en zona de alto riesgo no mitigable. El 88% del déficit cuantitativo de la ciudad se concentró en los estratos 1 y 2 en 2017 (último dato disponible). Al observar por comunas y corregimientos se encuentra que la mayoría de las viviendas que tienen alto riesgo no mitigable se ubicaron en Popular (25,9%), Aranjuez (19,8%) y Manrique (15,6%).

El déficit cualitativo concentra a los hogares que tienen una vivienda con deficiencias en el piso o en la cocina, viviendas en las que existe hacinamiento mitigable o que no cuenten con acceso a ciertos servicios públicos domiciliarios (agua potable, eliminación de excretas, energía y recolección de basuras). En Medellín el déficit cualitativo alcanzó 52.761 hogares en 2017 (último dato disponible), el 92% de estas viviendas se ubican en los estratos 1 y 2.

Los dos componentes que más afectan las viviendas de la ciudad son el hacinamiento mitigable (32.666) y viviendas sin alcantarillado (22.927); en el primer caso, esta condición se sitúa en su mayoría en Popular (11,5%), Manrique (10,5%) y Villa Hermosa (10%); de otro lado, los hogares sin alcantarillado se encuentran en mayor proporción en Villa Hermosa (16%), Manrique (12,1%) y en el corregimiento de San Cristóbal (11,5%).

En los últimos años la oferta de vivienda de interés social -VIS- se ha deteriorado sustancialmente en el Valle de Aburrá, especialmente en el municipio de Medellín. La tendencia de oferta de VIS en Medellín es notablemente decreciente, pues en 2013 se ofertaron 2.053 unidades de VIS, mientras que en 2018 solo se ofertaron 167. En 2018 hubo una demanda efectiva de 16.947 VIS en el Valle de Aburrá, mientras que solo se ofertaron 794 unidades de VIS en los diez municipios, es decir el 4,7% de la demanda.

Según nuestro Índice de Progreso Social 2013-2017, los corregimientos de Santa Elena y Palmitas presentaron desventaja relativa en los componentes de agua y saneamiento básico y vivienda y servicios públicos frente a las demás comunas y corregimientos de la ciudad; por su parte, Popular, Manrique y San Antonio de Prado tuvieron desventaja relativa en la variable satisfacción con la calidad del acueducto, Popular y Manrique repitieron esta desventaja relativa en la variable de satisfacción con la calidad del aseo y Manrique, en la satisfacción con la calidad del alcantarillado. El corregimiento de Altavista presentó desventaja relativa en la variable de satisfacción con la cobertura del alcantarillado