Pasar al contenido principal
×
 

Homicidios en los territorios

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
03 Sep 2019
Ciudad
Ciudad

Apartado capítulo seguridad y convivencia. Informe de Calidad de Vida de Medellín, 2018

Medellín muestra diferencias sustanciales en la incidencia de varios delitos sobre la población en los distintos territorios. Ese es el caso de la violencia homicida. Mientras en 2018 la Candelaria tuvo la tasa de homicidios más alta de la ciudad con 126 casos por cien mil habitantes, el corregimiento de Santa Elena y el de Palmitas no presentaron ningún homicidio, y, por tanto, su tasa fue de cero.

De cara al cumplimiento en los territorios de la meta ODS propuesta para la ciudad al 2030 de 10,3 homicidios por cada cien mil habitantes se tiene que en el periodo 2013-2018 la mayoría de las comunas y corregimientos experimentaron reducciones apreciables en su tasa de homicidios que permiten ser optimistas sobre el cumplimiento de la meta propuesta para la ciudad en su conjunto, pues muestran una tendencia de descenso promedio mayor a la necesaria para lograr dicha meta, sí se mantiene ese comportamiento.

También le puede interesar:  Informe de indicadores objetivos sobre cómo vamos en seguridad, 2018

Sin embargo, hay cuatro comunas y un corregimiento que presentan dificultades para cumplir la meta al año 2030. Altavista presentó un aumento entre 2013 y 2018 en su tasa de homicidios con lo cual la tendencia es contraria al cumplimiento de la meta. Lo mismo ocurre con La América, territorio que también ha mostrado un crecimiento de la tasa entre 2013 y 2018. Ahora bien, las comunas La Candelaria, San Javier y Guayabal, aunque han disminuido la tasa entre 2013 y 2018, dicha reducción no es suficiente para dar cuenta de la meta de 10,3 al año 2030, en ese sentido, son territorios que están estancados en dicho propósito.

La única comuna que en todo el periodo 2013-2018 estuvo por debajo de la meta al año 2030 fue El Poblado, pues aunque Palmitas tanto en 2013 como en 2018 presentó una tasa de cero homicidios, en los otros años del periodo presentó tasas por encima de 10 por cien mil habitantes.

Finalmente, es importante resaltar que de las seis comunas que en 2018 estuvieron por encima del promedio de la tasa de homicidios de la ciudad, cinco de ellas son justamente las que están en riesgo de no cumplir la meta al año 2030. La excepción fue Robledo que, aunque se ubicó por encima de 25,2 por cien mil habitantes, su reducción en los últimos seis años fue mayor a lo requerido para alcanzar la meta.

Plaza