El primero de diciembre de 2017 se presentó el Informe ¿Cómo va la primera infancia en Medellín?, un análisis de las condiciones que inciden en el desarrollo integral de los niños y niñas menores a los seis años, realizado por Medellín Cómo Vamos, fruto de la alianza suscrita a inicios de 2017 con la Fundación Éxito, Proantioquia y Fundación Sofía Pérez de Soto.

Este informe se realizó bajo la premisa de que la apuesta más inteligente que una sociedad puede hacer es invertir en el bienestar de la primera infancia, para ello es fundamental conocer cómo se encuentra esta en todos los aspectos cruciales de su desarrollo.

A la presentación de este informe, realizada en la Universidad EAFIT, asistieron el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, Constanza Gómez, coordinadora de la Comisión Intersectorial de la Primera Infancia -CIPI- la directora del programa Buen Comienzo, Camila Gaviria,  Luis Bernardo Vélez, secretario de Inclusión Social y Familia, otros miembros del Gabinete Municipal, concejales, representantes de fundaciones enfocadas a la primera infancia y ciudadanos interesados en conocer los avances en esta materia.

Primera Infancia en Medellín

 El Informe ¿Cómo va la primera infancia en Medellín? es una continuación del primer informe sobre la primera infancia en las principales ciudades del país que realizó en 2015 la Red Colombiana de Ciudades Cómo Vamos en alianza con Fundación Corona, Equidad para la Infancia y la Universidad Javeriana.

También le podría interesar:

El análisis partió de la metodología del informe en mención y se complementó con el enfoque de la Política Pública de Primera Infancia del país (Ley 1804 de 2016), basado en una perspectiva de derechos y con un enfoque de gestión por resultados.

La perspectiva de derechos se manifiesta en la vida cotidiana de la primera infancia en lo que la Política denomina como realizaciones, estas son: Cuenta con padre, madre, familiares o cuidadores principales que lo acogen y ponen en práctica pautas de crianza que favorecen su desarrollo integral; Vive y disfruta del nivel más alto posible de salud; Goza y mantiene un estado nutricional adecuado; Crece en entornos que favorecen su desarrollo; Construye su identidad en un marco de diversidad; Expresa sentimientos, ideas y opiniones en sus entornos cotidianos y estos son tenidos en cuenta; Crece en entornos que promocionan sus derechos y actúan ante la exposición a situaciones de riesgo o vulneración.

Con base en estas realizaciones se definieron los aspectos de evaluación del desarrollo integral de los niños, incluyendo indicadores de resultado que dieran cuenta de ellos. Así se incluye lo relacionado con población, pobreza y vulnerabilidad, salud, nutrición, mortalidad asociada a condiciones de salud y nutrición, educación inicial, identidad, ambientes seguros y protegidos y condiciones materiales de habitabilidad.

De Cero a Siempre

La presentación inició con el panorama de la Primera Infancia en Colombia, a cargo de Constanza Liliana Gómez, coordinadora de la CIPI. En su presentación resaltó que el gobierno nacional tiene 200 atenciones establecidas a la primera infancia, dentro de las cuales se priorizan crecimiento y desarrollo, acceso a libros, seguimiento nutricional, registro civil, salud, educación inicial de calidad, vacunación y familias y cuidadores en procesos de cuidado y crianza.

Constanza Gómez incluyó dentro de su presentación los retos que tiene en este momento Colombia frente a la atención a la primera infancia. En ellos está la atención integral a población vulnerable de forma universal y comprensiva de la diversidad de los niños y de los territorios. Otro de los retos es garantizar la atención integral universal a todos los niños y niñas de zonas rurales en cumplimiento del acuerdo de paz.

La coordinadora de la CIPI concluyó su intervención recalcando el gran reto que implica el trabajo intersectorial, en lo que denominó como el tránsito de la intersectorialidad de gobierno a la intersectorialidad del estado. Expresó que la intersectorialidad va más allá de participar con otros actores cada cierto tiempo para levantar actas con compromisos, es un desafío que compromete la visión de la organización del estado mismo, en tanto la presupuestación y organización de funciones se ha dado históricamente con enfoque sectorial. No obstante, la visión propuesta por la política pública de Cero a Siempre en torno al desarrollo integral exige un trabajo coordinado y una fuerte articulación entre sectores para da cuenta de los derechos de los niños.

También destacó como retos la articulación y la coordinación vertical y horizontal: nación – territorio, fortalecer las instancias intersectoriales públicas y privadas: Consejos de Política Social, redes e instancias de la sociedad civil y la cooperación, el establecimiento de alianzas con diferentes actores, instancias y redes, que permitan fortalecer y dar impulso y sostenibilidad de las políticas. También el fortalecimiento del trabajo conjunto con la familia y la comunidad: no solo como sujeto colectivo de derechos sino como socios de la política, y, por último, fortalecer los procesos de participación y ejercicio de la ciudadanía: gestión y medición

Icon

Presentación: De Cero a Siempre, Informe de seguimiento a la Primera Infancia en Medellín, 2009 - 2016 21.31 MB 0 Descargas

Constanza Gómez, Coordinadora Comisión Intersectorial de Primera Infancia, presentó...

La Primera Infancia en Medellín

El punto central de este encuentro fue la presentación del Informe de Seguimiento a la Primeva Infancia en Medellín. La directora de Medellín Cómo Vamos, Piedad Patricia Restrepo, fue la encargada de entregar los principales resultados de este.

Los resultados más importantes del estudio se pueden resumir en lo que sigue:

El informe inició definiendo la población de 0 a 5 años de la ciudad, que en 2016 representaba 7.1% de la población, o sea 175.897 habitantes en primera infancia. De ellos, 58.022 tenía entre 0 y 2 años. Se recalcó que en la ciudad la primera infancia representa cada vez un menor porcentaje del total de la población, dando cuenta de una tercera etapa en la transición demográfica.

  • En Medellín, la población vulnerable en primera infancia ha venido descendiendo a partir de 2013. Así, mientras a 2009 la primera infancia vulnerable representaba el 70% del total de la población, a 2016 llegó a un 59%.
  • Siete comunas y un corregimiento presentaron en los últimos años consistentemente porcentajes más altos de vulnerabilidad frente al promedio de la ciudad.
  • En el área urbana de Medellín se encuentra una alta correlación entre menores condiciones de vida, medidas a través del Índice Multidimensional de Condiciones de Vida y mayores niveles de vulnerabilidad para la primera infancia. Una representación de ello son las comunas: Popular, Manrique Santa Cruz, Villa Hermosa, Doce de Octubre y San Javier. En el caso de los corregimientos esta correlación sólo se da para uno de ellos, San Cristóbal.
  • En comparación con Bogotá y Cali, Medellín presenta un nivel de vulnerabilidad en su primera infancia mucho mayor, doblando la cifra de ambas ciudades en 2016.
  • La ciudad requiere mayores esfuerzos institucionales y financieros para brindar atención integral a su primera infancia, principalmente la que enfrenta condiciones de vulnerabilidad y pobreza.
  • Medellín entendió de tiempo atrás el enorme reto que enfrentaba y decidió, de forma pionera en el país, idear un programa que, bajo un enfoque de atención integral, se focalizara en la población más vulnerable.
  • El programa Buen Comienzo, que arrancó en 2004 con un alcance limitado, a 2008 se planteó un avance significativo en términos tantos cuantitativos como cualitativos. Así, entre 2009 y 2011 mostró un crecimiento importante, alcanzando en ese último año la mayor cifra de atención.
  • A partir de 2013, justo en el año en que se evidencia la caída en el porcentaje de niños menores de seis años vulnerables sobre el total de menores en la ciudad, empieza a caer el número de niños atendidos en el Programa, alcanzando el nivel mínimo en 2016.
  • En los últimos cuatro años se observa una reducción de los días efectivos de atención en las modalidades en las que se presta el servicio de atención integral, que llaman a la reflexión en torno a la necesidad de que los procesos contractuales propios de la prestación del servicio terminen repercutiendo en la atención brindada.
  • El efecto de la reducción de días efectivos de atención repercute en aspectos relacionados con la nutrición de los niños y niñas en situación de riesgo y, en general, la no prestación del servicio integral para la población que enfrenta mayores riesgos o amenazas frente al cumplimiento cabal de sus derechos.
  • Según los resultados del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) en la dimensión de barreras de acceso a la primera infancia, en 2015 y 2016 se presentó un porcentaje más alto de hogares con niños en primera infancia con esta privación.
  • Las condiciones nutricionales reportadas en los hogares son las que influencian casi en su totalidad el IPM. En 2015 y 2016 se presentó un deterioro en esas condiciones percibidas frente a los años 2013 y 2014, aumentando el porcentaje de niños y niñas que enfrentaron carencias alimentarias, de acuerdo con el reporte en sus hogares.
  • En cuanto al acceso a la educación inicial en el periodo 2008-2016 las coberturas tanto neta como bruta en educación inicial aumentaron de forma importante. Consecuente con el crecimiento de la cobertura del programa Buen Comienzo. Sin embargo, se observó una reducción a partir de 2014.
  • En materia de atención institucional de las gestantes y los niños, Medellín tiene importantes logros en cobertura que le han permitido cumplir anticipadamente las metas del Plan Decenal de Salud en esa materia.
  • Es necesario propiciar una mayor corresponsabilidad en la asistencia al programa de crecimiento y desarrollo, esto da como resultado mayores coberturas de vacunación para el cumplimiento del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI)
  • En materia de desnutrición crónica es necesario una apuesta decidida y más ambiciosa en las metas de reducción, tanto a nivel local como nacional.
  • En cuanto a la situación de las comunas, llaman la atención dos hallazgos: de un lado, la comuna de El Poblado se encuentra entre las comunas con mayor prevalencia de bajo peso al nacer. Por otro lado, la tasa de mortalidad en la niñez de La Candelaria se ha ubicado por encima del promedio de la ciudad durante once años.
  • La comuna Popular presenta en general, condiciones menos favorables que la ciudad, en lo que respecta a mortalidad materna, infantil y de la niñez.
  • En ambientes seguros y protegidos de forma positiva se ha reducido la tasa de victimización de la primera infancia por causa del conflicto armado, donde en relación con Bogotá y Cali, Medellín ha presentado mayores tasas durante el periodo de análisis.
  • La situación empeoró en cuanto a la violencia homicida ejercida contra la primera infancia, mostrando la peor situación en 2016 cuando cinco niños fueron víctimas de homicidio. También empeoró la situación en cuanto el número de casos reportados de restablecimiento de derechos, aunque en relación con Bogotá y Cali, Medellín presentó el menor número.
  • Las condiciones de habitabilidad de los menores de seis años en situación de vulnerabilidad en la ciudad muestran que casi uno de cada diez niños en Medellín habitan viviendas con precariedades; siendo el hacinamiento no mitigable el de mayor registro (9,1% en 2016), seguido de cerca por la carencia simultánea de acceso a los servicios públicos domiciliarios básicos (8% en 2016).

Icon

Presentación: Informe de Seguimiento a la Primera Infancia en Medellín, 2009 - 2016 3.95 MB 6 Descargas

El primero de diciembre de 2017 se presentó el Informe de Seguimiento a la Primera...

Icon

Informe de Seguimiento a la Primera Infancia en Medellín, 2009 - 2016 10.54 MB 20 Descargas

El primero de diciembre de 2017 se presentó el Informe de Seguimiento a la Primera...

Primera Infancia en Medellín

La primera infancia en Medellín, 2016 – 2017

El cierre del evento fue un conversatorio entre el Acalde de Medellín, la directora del programa Buen Comienzo y la coordinadora de la CIPI. En esta oportunidad el alcalde amplió algunos datos sobre la atención a primera infancia en Medellín. Según el Alcalde, el presupuesto de 2016 destinado a Primera Infancia fue de $185.965 millones, pero en 2017 se incrementó a $216.368 millones. Destacó dentro del presupuesto para 2018, la asignación de $1000 millones para la evaluación de impacto de Buen Comienzo. No obstante, reconoció que, en materia de recursos, pese a esta mayor inyección para 2017, los recursos son insuficientes para hacer todas las articulaciones que se requieren.

El Alcalde también se refirió a la cobertura del programa Buen Comienzo, y afirmó que fruto del convenio con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar este año se alcanzará a 78.195 niños y niñas atendidos, llegando a una cobertura del 76%, cuando en 2016 fue de 69,2%. Adicionalmente, en 2017 los días de atención que recibieron los niños y niñas de 0 a 5 años superaron en 9% el promedio de 2016 en todas las modalidades institucionales del programa Buen Comienzo. La mayor cantidad de estos días de atención se prestó en jardines infantiles, con 200 días de atención en 2016 y 220 en 2017.

También destacó el trabajo realizado por el comité asesor, donde está Proantioquia y otras organizaciones del sector social y privado, como una guía para establecer los temas más estratégicos donde trabajar mancomunadamente.

Primera Infancia en Medellín

Gutiérrez contó que, con la estrategia de buscar a los niños para brindarles acceso a la educación, se encontraron este año con 321 niños y niñas que podrían está en Buen Comienzo y no lo estaban.

Asimismo, en cuanto a las condiciones de habitabilidad se refirió a la estrategia de su gobierno de conectar los servicios de acueducto y alcantarillados a 40.200 familias, de las cuales ya llegaron a 10.000 y afirmó que cumplirán con la meta a 2019. Esto impactará positivamente en las condiciones de desarrollo de la primera infancia.

Adicionalmente, en lo que respecta a la violencia sexual, el alcalde se refirió a algunos de los principales hallazgos del Foro Me rehúso al abuso sexual infantil, espacio liderado por el Despacho de la Primera Dama, que tuvo lugar el pasado 7 de noviembre. Específicamente, recordó que en Medellín durante 2016 se presentaron 755 casos de denuncia de niños abusados aclarando, según dijo, que el subregistro de estos casos es bastante alto debido a que no se denuncian. Además, refirió que el 80% de los casos de abuso tienen como denominador común el ser cometidos por alguien del entorno cercano del niño o niña abusado.

En el conversatorio con la doctora Gómez, esta última centró sus preguntas en la urgente necesidad del trabajo articulado e intersectorial, para lo cual pidió al alcalde una reflexión en torno a este reto en la ciudad. El alcalde, luego de precisar que había un buen liderazgo por parte de la directora del programa Buen Comienzo para dicha articulación, le trasladó la pregunta a Gaviria. La directora de Buen Comienzo destacó el trabajo que ha venido realizando con instancias como la Secretaría de Inclusión Social y Familia, la secretaría de Cultura que ha apoyado con liderazgo eventos como el de Festival Buen Comienzo, el Inder. No obstante, precisó que donde menos articulación han tenido es con la Secretaría de Salud, donde hay carencia de información en aspectos como lactancia materna o dificultades fuertes para el aseguramiento en salud. Es allí donde se deberá trabajar con mayor ahínco para mejorar las condiciones de desarrollo integral de la primera infancia en la ciudad.

Al ser consultados puntualmente por los días de atención de los niños y niñas en Buen Comienzo, Gaviria destacó lo ya enunciado por el alcalde en cuanto a los mayores días de atención para 2017 y lo proyectado para 2018, frente a años precedentes, pero señaló su preocupación frente a las condiciones laborales de los agentes educativos, en tanto, a mayor número de días de atención para los niños, los agentes educativos tienen menos días de descanso, lo que finalmente repercute de forma negativa en la atención brindada a los niños.

Frente a las condiciones alimenticias de los menores de seis años en la ciudad, destacados en el informe como uno de los aspectos donde se evidencia deterioro en los últimos años, la directora Gaviria respondió que en el entorno institucional de 8 horas los niños tienen el 65% del aporte calórico diario, en la modalidad de ludotekas un 55% del aporte calórico, mientras en el entorno familiar un 35%. Destacó como positivos los resultados nutricionales para los niños y niñas de Buen Comienzo, frente a resultados nacionales arrojados por la ENSIN, sin embargo, precisó que ella solo habla por los niños atendidos en Buen Comienzo, y no por la totalidad de la primera infancia, o que constituye una clara evidencia de la dificultad de articulación de esfuerzos que redunden en una política pública para toda la primera infancia en la ciudad.

Por último, el mensaje final que deja el informe ¿Cómo va la primera infancia en Medellín? es que la ciudad ha avanzado en las condiciones de desarrollo integral para su primera infancia, con una apuesta decidida que visibilizó de tiempo atrás unas condiciones de vulnerabilidad mayores frente a otras importantes ciudades.

Pese a los avances en materia de población vulnerable atendida, bajo contextos económicos adversos, el desarrollo integral de los menores puede verse afectado, como se ha evidenciado para los años 2015 y 2016, lo que podría poner en riesgo los avances alcanzados hasta el momento.

El reporte de la información de las condiciones de la primera infancia por comunas y corregimientos muestra con claridad donde están las mayores carencias, y su correlación con las menores condiciones de vida de la población en los territorios. Es allí donde se deberán focalizar los mayores esfuerzos para llegar, de un lado, a la población no atendida y, de otro lado, cualificar aún más la atención brindada, acorde con las principales carencias de la primera infancia en la ciudad.

Para ello será fundamental fortalecer la articulación de las entidades públicas responsables de la atención y promover la corresponsabilidad de todos los actores clave para propiciar permanentemente entornos protectores y promotores del desarrollo integral de la primera infancia.

Para estar al tanto de los resultados de este Informe de Seguimiento a la Primera Infancia en Medellín se puede ingresar al archivo audiovisual de Medellín Cómo Vamos y revivir la transmisión en vivo del evento. También es posible descargar el informe y las presentaciones en los sitios de Medellín Cómo Vamos y la Fundación Éxito.

Icon

Presentación: Atención a la Primera Infancia en Medellín, 2016 - 2017, Alcaldía de Medellín 2.42 MB 3 Descargas

El primero de diciembre de 2017 Medellín Cómo Vamos presentó el Informe de Seguimiento...