Pasar al contenido principal
×
 

Reducir el número de proyectos, creando sinergias donde sea posible, y priorizar la inversión con criterios estratégicos de largo aliento: prioridad de la Alcaldía municipal

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
30 Sep 2016

El 29 de septiembre de 2016 Medellín Cómo Vamos realizó la Mesa de Trabajo “Evolución y desafíos de las finanzas públicas en Medellín”, con el objetivo de profundizar en el tema de los ingresos de Medellín y la capacidad que tiene la ciudad para financiar nuevos macro proyectos de infraestructura, abriendo la discusión sobre las fuentes de recursos necesarios para afrontar los retos que demanda una nueva agenda global de desarrollo sostenible mucho más exigente y comprensiva.

La Mesa de Trabajo se dividió en dos partes. En la primera de ellas tuvieron lugar las intervenciones de Piedad Patricia Restrepo, coordinadora de Medellín Cómo Vamos; Federico Gutiérrez, Alcalde de Medellín; Orlando Uribe, secretario de Hacienda municipal y César Hernández, director del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín. Seguidamente, en la segunda parte del evento, se realizó un panel de discusión con expertos en las finanzas públicas municipales.

Desempeño de las finanzas públicas en Medellín

Restrepo expuso la justificación para la realización de la mesa de trabajo. De acuerdo con su exposición, Medellín ha tenido en los últimos quince años una enorme ventaja frente al resto de ciudades en el país en cuanto a la capacidad de inversión pública, destacándose por su mayor inversión per cápita total, y en algunos sectores relevantes para la calidad de vida donde también ha destacado por un mayor monto invertido por persona, como en el caso de educación, seguridad, cultura, recreación y deporte, vivienda, medio ambiente y gestión de desastres y equipamientos. Esta mayor inversión comparativa ha permitido que Medellín se destaque en el escenario nacional y sea resaltada incluso en el plano internacional como modelo de transformación, obteniendo reconocimientos como la Ciudad Más Innovadora en 2013 y en 2016 el Premio Lee Kuan Yew. Estas inversiones se han traducido también en cambios en los distintos territorios de la ciudad, especialmente evidentes con nuevas infraestructuras para la educación, cultura, recreación, deporte, seguridad, salud y movilidad.

Aunque han sido muchos los avances logrados en estos últimos años, en este momento empieza a ser evidente que la ciudad necesita reflexionar profundamente sobre su fiscalidad. Por un lado, la ciudad depende mucho de las rentas de sus inversiones, lo cual ha generado un menor interés en profundizar otras alternativas.  Esto ha llevado a que en los últimos años se haya perdido algo de la ventaja en capacidad de inversión que Medellín tenía sobre el resto de grandes ciudades colombianas.  Por otro lado, las inversiones realizadas en los últimos 20 años requieren inyección de recursos para su sostenibilidad, lo cual implica mayores erogaciones en gastos de sostenimiento.  Todo esto puede implicar que en un futuro no muy lejano se dé un freno a futuras inversiones en infraestructura e incluso a comprometer la prestación con calidad de los servicios.

Sí bien Medellín obtuvo buenos resultados fiscales durante el periodo comprendido entre 2012 y 2015, que la llevaron a ser clasificada como municipio solvente, la sostenibilidad de la deuda es el indicador que en los dos últimos años ha estado más cercano al límite establecido por ley del 80%. Así en 2014 y 2015 ascendió al 78,5% y al 72,2%, respectivamente, principalmente explicado por el aumento en el saldo de la deuda por el último desembolso del crédito de la Agencia Francesa para el Desarrollo destinado al Tranvía de Ayacucho.

https://www.youtube.com/watch?v=Ut_OQxvn-AY&feature=youtu.be

Lo anterior llevó al programa Medellín Cómo Vamos a generar unas preguntas guía para la mesa de trabajo. Es tiempo de pensar con mayor detenimiento en el futuro de Medellín, considerando si la ciudad está en condiciones, desde el punto de vista fiscal, de incrementar el nivel de su deuda para nuevos macro proyectos de infraestructura; además, cuáles son los instrumentos de financiamiento que Medellín debe desarrollar y cuáles debe fortalecer y los desafíos más importantes en cuanto a la evaluación de la eficiencia y eficacia de la inversión.


Descarga la presentación de Medellín Cómo Vamos:

Presentación: Evolución y desafíos de las finanzas públicas en Medellín, Medellín Cómo Vamos, 2016


También te pueda interesar:

Informe de indicadores objetivos sobre cómo vamos en: Finanzas Públicas, 2012-2015


Seguidamente, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, quien estuvo en la apertura de la mesa, precisó que ha habido un crecimiento de los gastos de funcionamiento importantes para la ciudad, debido al proceso de modernización de la anterior administración, el cual creó más de 600 cargos. Enfatizó en la necesidad de optimizar gastos de inversión como el proveniente del Presupuesto Participativo. Entre los meses de octubre y noviembre llevarán al Concejo de la ciudad un proyecto de Acuerdo para modificar el actual funcionamiento del Presupuesto Participativo, con el ánimo de ampliar la base de participación ciudadana, optimizar la inversión y alinearla con lo estipulado en los planes de desarrollo locales.

En cuanto a las nuevas fuentes de financiación el alcalde se refirió a las Alianzas Público Privadas -APP- y precisó que hasta el año pasado había 7 proyectos de APP en la ciudad, de los cuales 6 se han tenido que abortar, principalmente porque no da el cierre financiero. Solo resta un proyecto que aún no se ha concretado.

Esta administración contará con $700.000 millones correspondientes a la venta de acciones de Isagen en poder de EPM, que ya fueron vendidas, del total de $1.3 billones obtenidos por EPM. La destinación de estos recursos será $600.000 para el corredor de la 80 y $100.000 millones para llevar soluciones de acceso a acueducto a 42.000 familias de un total de 73.000 familias en dicha condición en la ciudad.

Gutiérrez enfatizó en la importancia de EPM dentro de las finanzas municipales, pero también en el desarrollo de la región, y es por ello que la prioridad de inversiones se dará para el área metropolitana y las subregiones del departamento en lo que denominó la MEGA social y ambiental, más allá de la MEGA financiera.

El secretario de Hacienda, Orlando Uribe Villa, expresó la necesidad de tener un panorama económico más allá de lo nacional, entendiendo que muchas de las empresas asentadas en la ciudad son multilatinas que dependen ampliamente del contexto económico mundial. Haciendo un recuento sobre la evolución de las finanzas municipales señaló, en sintonía con lo expresado por el alcalde, un aumento proyectado a 31 de diciembre de 2016 de los gastos de personal y los gastos generales del municipio, producto de la modernización que emprendió la anterior administración. También precisó que en términos de ingresos ha caído en relación con lo proyectado los provenientes de la construcción urbana, incluyendo las obligaciones urbanísticas.

Asimismo, en el caso de la deuda, expresó que en este año 2016 el servicio de la deuda más que duplicará el del año inmediatamente anterior, para un total de $297.962 millones, principalmente por el vencimiento de bonos contraídos en 2006. De acuerdo con las proyecciones de la Secretaría de Hacienda, la capacidad de endeudamiento del municipio en el cuatrienio ascenderá a $424.700 millones.

De lo anterior, se tiene que la inversión proyectada sobre el total de gastos se ubicará al finalizar 2016 en un 79,3%, casi seis puntos porcentuales por debajo a lo alcanzado en 2015.

Dentro de las estrategias contempladas por la actual administración para fortalecer las finanzas municipales, que se centran en la reducción de gastos y la maximización de los ingresos. Las estrategias se pueden resumir en: 1) modelo para la administración eficiente de los recursos públicos, que contempla el fortalecimiento de 18 ingresos; 2) Proyecto para el fortalecimiento de las finanzas municipales a través del Manual de Oferta Institucional -MOI- el cual es una herramienta del Gobierno Nacional que consolida información de proyectos y programas para articular con los Planes Municipales de Desarrollo, que cuenta actualmente con $26 billones, y al cual históricamente Medellín no ha accedido.


Descarga la presentación de la Secretaría de Hacienda de Medellín:

Presentación: Finanzas públicas del municipio de Medellín, Secretaría de Hacienda de Medellín, 2016


Posteriormente, César Hernández, director del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín, mostró lo que han venido trabajando recientemente en torno a una Unidad Estratégica de Inversión Pública, que busca esencialmente equilibrar la inversión en infraestructura, institucional y social del municipio de Medellín, con criterios de asignación diseñados para tal fin. Para ello realizaron un análisis donde dividieron el presupuesto del municipio en recursos de destinación específica (54%), de libre destinación (27%), coberturas sociales (11%), presupuesto participativo (5%), vigencias futuras (2%) y rendimientos del Fondo Medellín Ciudad para la Vida (1%).

Este ejercicio se hizo necesario, en tanto la Alcaldía actual recibió más de 700 proyectos, los cuales podían ascender a uno $4,7 billones, cuando se contaba con $3,5 billones para su ejecución. De aquí la necesidad de priorizar los proyectos, y crear sinergias entre ellos.

Algunos elementos a destacar de este proceso es la creación de cuatro mesas temáticas (infraestructura y hábitat, desarrollo económico, innovación y educación, políticas sociales y participación y fortalecimiento institucional) donde la administración trabaja en crear las sinergias de los proyectos, además de definir conjuntamente los hitos de cada una de las secretarías involucradas, los pendientes, y la gestión necesaria para allegar recursos para dar cuenta de los pendientes definidos. En estos espacios se definen los techos presupuestales.

Asimismo, la definición de la asignación de las coberturas sociales, que se llevan el 11% de los recursos de inversión para 2017. Estos recursos son destinados a proyectos sociales que garantizan derechos a población específicas como primera infancia, alimentación escolar, escuelas populares del deporte, víctimas, entre otros.

Por último, Hernández explicó que se definen también proyectos estratégicos, los cuales demandan acciones articuladas para el desarrollo de aspectos urbanísticos, ambientales, socio culturales, socio económicos, que serán motores de transformación. En esta administración están incluidas acciones en los siguientes frentes: seguridad, emprendimiento y empleo, renovación del centro, PUI, parques (100), Tranvía de la 80, ciclo rutas, cerros, nuevas conexiones y mínimo vital de agua, vivienda, acceso a educación superior y cultura ciudadana.


Descarga la presentación del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín:

Presentación: Plan Operativo Anual de Inversiones 2017 y análisis de costo-eficiencia , 2016, Presentación: Plan Operativo Anual de Inversiones 2017 y análisis de costo-eficiencia , 2016


Panel de discusión sobre las Finanzas Públicas de Medellín

Una vez finalizadas las presentaciones de las instituciones participantes en la Mesa de Trabajo, se realizó un panel de discusión entre los asistentes al evento. En él se consultó a la administración especialmente por la gestión de impuestos como el predial, el ICA, y por nuevos impuestos alrededor de los vehículos, que permitan generar nuevos recursos y, a su vez, gestionar la demanda. como podrían ser los cargos por congestión o mayores impuestos por parqueo en vía pública. En cuanto al ICA se precisó que en los últimos 20 años ha mostrado una correlación más alta con el número de nuevas empresas que con el crecimiento del PIB de la ciudad, con lo cual sería necesario realizar acciones más contundentes para aumentar el recaudo a las empresas ya establecidas. En cuanto al impuesto predial se instó a definir cuál puede ser el techo de recaudo por este impuesto ligado a las posibilidades de urbanización de la ciudad en el mediano y largo plazo.

Adicionalmente, se cuestionó que, aunque la actual administración expresó que su antecesora había estado en una especie de situación de confort, con poca gestión en las finanzas públicas locales, pareciera que ésta está cayendo en lo mismo, pues las proyecciones tanto en términos de ingresos (crecimiento) como de gastos (reducción) son bastante conservadoras.

Se instó al gobierno municipal a ser más ambiciosa en las metas, pues los indicadores de ley están atados precisamente a dichas proyecciones; así, por ejemplo, si los ingresos corrientes proyectados no crecen lo suficiente, el monto de la deuda proyectada también sufrirá en la proyección, dados las restricciones de la normatividad nacional. Precisamente sobre este punto se recomendó a la administración hacer gestión ante el Ministerio de Hacienda que permita un mayor endeudamiento, dado que la proyección del marco fiscal de mediano plazo para una ciudad como Medellín lo permitiría. Estas gestiones ya se han llevado a cabo en el pasado, como cuando se circunscribió el crédito para el tranvía de Ayacucho.

Mención aparte mereció, precisamente, el estado de la deuda municipal. Se aclaró por parte de dos ex secretarios de hacienda municipal, Mauricio Pérez y Magdalena Restrepo Arango que, en su momento al suscribir la deuda para el Tranvía de Ayacucho, se recibieron dos estudios para definir la viabilidad de contratar un seguro cambiario. Ambos estudios arrojaron que no era viable, por los altos costos, máximo cuando es una deuda a largo plazo (20 años).  Asimismo, había un alto riesgo de que se declarara un detrimento patrimonial, con lo cual la decisión fue no contratar dicho seguro.

Frente a la observación realizada por Medellín Cómo Vamos en cuanto un solo proyecto, casi está copando la capacidad de endeudamiento del municipio, Mauricio Pérez respondió que esa fue una decisión política, que evaluó la importancia de un proyecto de las características del tranvía, que beneficiaría a 200.000 personas, así que prefirieron optar por un solo proyecto de gran impacto.

https://www.youtube.com/watch?v=CcoZ9VlxvLk&feature=youtu.be

Finalmente, se recomendó no dejar a un lado el mecanismo de asignación presupuestal de presupuesto por resultados, y priorizar la evaluación de impacto de los programas de la administración, yendo más allá de la típica evaluación de la gestión a través de coberturas.