Pasar al contenido principal
×
 

Índice de competitividad de las ciudades 2018

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Correo electrónico
16 May 2018
Vista nocturna de la ciudad
Vista nocturna de la ciudad

El pasado 8 de mayo de 2018 se presentó en Bogotá el informe de resultados del Índice de Competitividad de las Ciudades -ICC-, por parte del Consejo Privado de Competitividad -CPC- en alianza con el Centro de Pensamiento en Estrategias Competitivas CPEC de la Universidad del Rosario. Este es el primer ejercicio de medición de la competitividad para ciudades del CPC (la institución ha realizado mediciones de competitividad nacional y departamental), y mide la competitividad a partir de tres factores: condiciones básicas, eficiencia y sofisticación e innovación, en 23 ciudades colombianas, en una escala que va de 0 (la menor competitividad posible) a 10 (la mayor posible).

De acuerdo con el ICC, Medellín y su área metropolitana (Medellín AM) fue la segunda ciudad con mejor desempeño en el ICC, después de Bogotá. Mientras que Medellín AM tuvo 7 de 10 puntos en la calificación total de ICC; Bogotá-Soacha tuvo 7.4 de 10. Cabe mencionar que Bogotá y Soacha fueron unificados para la medición de los diferentes indicadores, pilares y variables.

Factores y pilares

Los tres factores del ICC agrupan diez pilares de competitividad. El factor de condiciones básicas incluye seis pilares, mientras que los factores de eficiencia, y sofisticación e innovación incluyen dos pilares cada uno.

El factor de condiciones básicas incluye los pilares de Instituciones, Infraestructura y equipamiento, Tamaño del mercado, Educación básica y media, Salud, y Sostenibilidad ambiental. En este factor, Medellín AM obtuvo 6,61 puntos, ocupando el segundo lugar después de Bogotá-Soacha, que obtuvo 7,06 puntos. Frente a las demás ciudades del país, Medellín ocupó el primer lugar en el pilar de Salud, con 6,95 puntos, destacándose en la inversión pública en protección integral a primera infancia, además de tener la segunda inversión en salud publica más importante de las 23 ciudades analizadas (4,27 de 10 puntos posibles). Ocupó el segundo lugar en los pilares de Infraestructura y equipamiento y tamaño del mercado. En el primer caso, Medellín A.M se destacó en la cobertura de la energía eléctrica en lo que se refiere a servicios públicos, también se destacó en el número de ejemplares de biblioteca, en lo referido a oferta cultural, en ambos casos ocupó el primer lugar.

En el caso del pilar del tamaño del mercado, Medellín AM se destacó en lo relacionado con el tamaño de su mercado externo, donde ocupó el primer lugar. Este dato va apalancado con los datos presentados por la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia, en el pasado seminario de ANIF (07 de marzo 2018) según los cuales las exportaciones de Antioquia representan el 18% de las exportaciones totales del país, impulsadas principalmente por el buen desempeño de Medellín AM en el mercado externo.

Donde menor posición relativa ocupó fue en los pilares de sostenibilidad ambiental y educación básica y media. En el primero ocupó el octavo lugar (Bogotá ocupó el quinto lugar en este pilar, encabezado por Neiva y Pasto), principalmente por una mayor tasa de deforestación, ocupando el puesto 16/23 y un menor número de empresas certificadas ISO 14001. Esta norma es la norma internacional de sistemas de gestión ambiental (SGA), que ayuda a las organizaciones, sin importar su tamaño, sector y ubicación geográfica[1] a identificar, priorizar y gestionar los riesgos ambientales, como parte de sus prácticas de negocios habituales.

Por su parte, el peor desempeño relativo para la región metropolitana del valle de Aburrá en el factor de condiciones básicas es el pilar de Educación básica y media, donde ocupó el puesto 13/23 (Bogotá ocupó el octavo, los primeros lugares los ocuparon Tunja y Pasto). En este pilar preocupan la deserción en educación básica y media donde ocupó la posición 15/23, obteniendo 4,6/10 y lo relacionado con pruebas de logro para el quinto grado y undécimo grado en las pruebas de lenguaje, matemáticas y ciencias (puesto 16/23 en ambos casos), además de factores asociados como la calidad de los docentes oficiales (17/23) y la relación estudiante/docentes (18/23).

En el factor de Eficiencia, compuesto por los pilares de Educación superior y capacitación, y eficiencia de los mercados, Medellín AM ocupó el cuarto puesto, después de Bogotá-Soacha, Tunja y Manizales. Por pilar, Medellín ocupó el tercer lugar en Educación superior y capacitación, después de Tunja y Manizales, y el segundo lugar, después de Bogotá-Soacha, en materia de eficiencia de mercados. Dentro del pilar de educación superior y capacitación, se destacó lo relacionado con la calidad de los docentes de educación superior (1/23), y el dominio de segundo idioma (1/23), también se destacó en los puntajes en la prueba Saber Pro, donde obtuvo 9,2/10, ocupando el tercer lugar.

En el caso de la eficiencia de los mercados se tiene que el mayor desafío en cuanto al mercado de bienes está en la alta carga tributaria para las empresas, donde Medellín A.M ocupó el puesto 17/23, mientras en la eficiencia en el mercado financiero se destaca el reto de la una cobertura relativamente baja de establecimientos financiero, ocupando el puesto 19 entre 23.

El último factor del índice, esto es, la Sofisticación e innovación, la importancia reside en que para ser competitivos se debe ser productivo, y una región productiva es capaz de mitigar contingencias económicas por medio de diversificación de portafolios e innovación. De acuerdo con el índice, Medellín AM ocupó el segundo lugar, con 8,40 puntos frente a 8,73 de Bogotá-Soacha, mientras el tercer lugar lo ocupó Cali, con 6,83 puntos.

En el pilar de Sofisticación y diversificación, Medellín AM ocupó el segundo puesto, con 9,06 puntos frente a 9,71 de Bogotá y, de nuevo, seguida por Cali, con 8,83 puntos. En general, la mayoría de los componentes del pilar obtienen buenas calificaciones, a excepción de la diversificación de mercados de la canasta exportadora donde la región ocupó el puesto 11 entre 23, contrastando con el buen resultado del tamaño del mercado externo. Por su parte, en el pilar de innovación y dinámica empresarial, Medellín estuvo en el segundo puesto, con 7,73 puntos, muy cerca de Bogotá-Soacha con 7,76 y seguida de Bucaramanga AM, que alcanzó 5,6 puntos. Allí se destacan las patentes, diseños industriales y modelos de utilidad y la participación de las medianas y grandes empresas, donde la región metropolitana del valle de Aburrá ocupó el primer puesto.

En resumen, el segundo lugar ocupado por Medellín AM en el Índice de Competitividad de Ciudades muestra las ventajas relativas frente a las otras 22 ciudades y regiones incluidas, pero también revela los mayores desafíos. En el primer caso, el factor de mayor ventaja es el de sofisticación e innovación, que es el de menor peso en el índice con un 20%. Donde más se tienen desafíos es en el de condiciones básicas, que pesa un 20% en el índice, y donde el mayor reto se concentra en las condiciones tanto de cobertura como de calidad de la educación básica y media, desafío identificado por Medellín Cómo Vamos en los últimos años; asimismo, en las condiciones de sostenibilidad ambiental del territorio donde se identifican retos en materia de reforestación y de compromiso empresarial con procesos de calidad ambiental avalados por la norma ISO 14001. Por último, en el caso de la Eficiencia de los mercados que es el pilar de mayor pesos en el índice con un 50%, se destaca positivamente lo relacionado con cobertura y calidad de la educación superior, en contraste con los resultados de la educación básica y media, y se plantean como retos la mayor presencia en el territorio del valle de Aburrá de establecimientos financieros y la reducción de la carga tributaria para las empresas, lo que redundaría muy seguramente en mayor creación de empresas y mayor nivel de formalización, con consecuencias positivas también en materia de generación de empleo, riqueza y bienestar para los habitantes de la región.

Le puede interesar:

Informe de Indicadores Objetivos sobre Cómo Vamos en: Desempeño económico y competitividad, 2016  

Tomado de: http://www.lrqa.es/certificaciones/iso-14001-medioambiente/